Headhunters (Lentejibiris 67/100)

Qué buen cine se hace en Europa y que poquito llega a nuestras salas.

Afortunadamente nos ha alcanzado esta pequeña sorpresa noruega, que de haber sido producida en USA e interpretada por algún actor con tirón mediático habría sido sobradamente publicitada y habría llegado al gran público, me atrevería a decir que con cierto éxito.

De hecho cuenta con dicho apoyo mediático: Nikolaj Coster-Waldau, Jaime Lanister en la magnífica Juego de Tronos (Game of Thrones, David Benioff & DB Weiss, 2011-Act) (Crítica de Mysterios de la 1ª Temporada). Apoyo en la actualidad, pues el film que nos ocupa fue rodado con anterioridad a la serie. De ahí que su estreno en España se ha producido un año después que en su país de origen.

¿Casualidad? Obviamente no.

Los distribuidores españoles decidieron (como en muchísimas otras ocasiones) que no vendería tanto como otras y la relegaron a un cajón oscuro. Hasta que el bueno de Nikolaj despuntó.

Tal y como reza el cartel, la influencia de la trilogía Millenium (2009) también ha tenido su importancia en su viaje a las salas españolas, aunque solo coincidan en la producción…

Para otras muchas producciones no Hollywoodienses, hasta el estreno en DVD les hes negado y es necesario rastrear por internet para poder disfrutarlas. Luego vendrán los listos del gobierno a criminalizar ciertas descargas y ya de paso, incrementar un 13% el acceso a la sala, para incentivarnos y que no perdamos la costumbre, ¿no?…

Sin reventar mucho el argumento (todo lo que digo se sabe antes de que acaben los créditos), la peli nos cuenta la historia del protagonista, (el primo noruego de Christopen Walken ;)) que se dedica a reclutar altos directivos para grandes empresas. A pesar de ser un profesional de éxito, lleva un tren de vida que no puede mantener y necesita ingresos extra, los cuales consigue como ladrón de cuadros.

La peli te atrae desde el principio, emulando el inicio de Layer Cake (Matthew Vaughn, 2004), con un ritmo in crescendo que no par en toda la peli. Con giros de guión estilo Hitchcockiano (salvando las distancias, claro) nos llevan por la historia como quieren y engañándonos cuando la historia lo requiere, hasta un interesante desenlace.

Destacaría también el realismo de la acción. En muchas cintas se echa de menos ese realismo durante las secuencias violentas, donde todos parecen superheroes y tienen más fuerza, más aguante y más huesos por romper que el resto de los mortales. En este film, cada golpe duele y se acumula a los anteriores, otorgando credibilidad, humanidad y empatizando con los personajes. Un acierto.

Por contra, y como muchos artistas del suspense han pecado de ello, se empeñan en realizar un resumen o explicación final pensando que el espectador es cuanto menos despistado. (Aquí vuelvo recordar al Maestro del Suspense y el final de su genial Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960) donde realiza una absurda e innecesaria explicación (igual que la peli que nos ocupa) rompiendo la magia del final). ¡No!, ¡No hace falta!. La historia lo narra perfectamente y si algún espectador despistado no lo ha entendido, deberá volver a verla, tal y como hemos hecho todos en otras ocasiones. Yavestrúz!

 Por lo demás, un thriller entretenidísimo, que inicia con aspecto de sencillote telefilm pero poco a poco va tomando forma y te lleva a través de algo más de hora y media de acción, y suspense.

Últimos 5 artículos de Lentejibiris


LO MEJOR
La realista violencia y los giros en la historia

LO PEOR
El toque telefilm

NOTA
67/100 67



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.