Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma (Mysterios 77/100)

Se dice que… “segundas partes nunca fueron buenas”, en muchos casos no es así, aunque en lo referente a esta saga está claro que el dicho es acertado.

También se dice que… “a la tercera va la vencida”, cosa que aquí trasladariamos a la cuarta. No es que la cinta de Abrams fuese mala, pero sin duda queda muy por debajo de la cinta de Brad Bird.

Y es que parece ser que hay que buscar donde no han buscado otros, y que Tom Cruise haya confiado el proyecto en alguien que venía de filmar Ratatuille y Los Inclreibles, dice mucho y bien de su trabajo como productor. Mision Imposible funciona muy bien, y funciona porque no excede de su cometido, que no es otro que DIVERTIR. Gran culpa la tiene el citado director, quien nos hace vibrar con escenas realmente impresionantes como si estuviesemos acompañando a los protagonistas en sus aventuras desde una posición privilegiada (dícese, cine).

Sí, así debería ser siempre, pero lamentablemente no suele ocurrir. Brad Bird demuestra que no tiene parkinson, su cámara enseña, no marea. Es un auténtico placer observar toda una secuencia como la del rascacielos de Dubai de esta manera. (PLAS PLAS PLAS Señor Brad Bird)

Con estas premisas todo fluye bien desde el inicio, y con un Cruise como pez en el agua en su papel, los complementos funcionan de manera similar. Tenemos a Pegg dando el punto cómico, Paula Patton con sus armas de mujer y un Jeremy Ranner que cada dia que pasa su carisma frente a la pantalla crece, crece y crece (ganazas de verle ya como nuevo Bourne). Todo aderezado con las señas inconfundibles de la saga, esto es… Accion, explosiones, gadgets imposibles… y mucha espectacularidad.

Últimos 5 artículos de Mysterios


LO MEJOR
El ritmo que impone y demuestra Bird trás las cámaras.

LO PEOR
No es que el "maluto" de la función (Michael Nyqvist) lo hagá muy mal, pero sí es cierto que no está a la altura del resto.

NOTA
77/100 77



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.